¿Cuántas veces hemos oído hablar de la necesidad de conciliar la vida laboral y la vida familiar?
En estos tiempos que corren, ya casi nadie trabaja por lujo, sino por necesidad, lo que hace aún más difícil renunciar a cualquier condición laboral por mucho que obstaculice la vida en familia.
Parece una tarea imposible sacar algo de tiempo para estar con los hijos y esto deja en los padres un sentimiento de culpa que hace más difícil estar accesible el poco rato de que disponemos.
Pero , desde mi punto de vista, no está todo perdido.
A veces , la mirada externa y profesional puede ayudarte a reorganizar tus horarios y a sacar tiempo donde tú pensabas que era imposible.
Si estás interesado en sacar tiempo, o en organizarte mejor para hacer realidad eso que se habla de la conciliación familiar, ponte en contacto con mi consulta y estudiaré tu caso para que sea posible.